En la salud y en la enfermedad, escucha a tu cuerpo

Nuestro cuerpo es prestado.  Durante el tiempo que dure nuestra vida lo tenemos con nosotros y debemos cuidarlo y atenderlo para que nos acompañe cada día permitiendo realizarnos en cada aspecto de nuestro proyecto de vida.  Nuestro cuerpo es un regalo.  Es nuestro vehículo.  En el mundo que hemos creado, muchas veces nos define.  Nuestro cuerpo es un templo.  El estuche del alma.  Una máquina.  La más perfecta.