Aromaterapia de Vida - Blog

Después de la tormenta… Aromaterapia para recuperar la calma

Después de la tormenta, se que es difícil recuperar la calma.

Yo no viví el terremoto de la Ciudad de México de 1985.  Lo vi en las noticias mientras almorzaba en mi casa, cuando volvía del colegio.    De igual forma las imágenes eran tan impactantes y sombrías que se me grabaron de por vida.

Algo similar me pasó hoy, pero esta vez me tocó vivirlo.  Claro, entiendo que la magnitud no fue ni parecida con lo de hace 32 años, por lo menos las pérdidas humanas y de infraestructura asi lo indican.

Esta mañana, después del simulacro de sismo programado volvimos a nuestras labores, pero poco tiempo después, mucho más entrenados, pero también mucho más asustados, regresábamos a nuestro punto de encuentro.  No es lo mismo bajar por la escalera de emergencia tratando de mantener la calma cuando ésta se mueve y te tira contra las paredes y la gente grita.

En el camino, una nube de polvo aparecía de la nada y se intensificaba conforme avanzábamos en el descenso.  Para cuando bajé todo mi cuerpo temblaba, a pesar de que mi mente y mi alma, inexplicablemente, estaban en calma.

Este sí es un terremoto, mucho peor de los que estoy acostumbrada.  Ahora sí puedo decir que nunca había sentido un temblor así.

Vi mucha gente ponerse mal de los nervios,  alguno incluso recibió algún vidrio.  Aún así sé que fuimos muy afortunados.  Nuestra cuadra no tuvo pérdidas importantes, como las que ahora veo en las noticias y redes sociales.  Aún así me tardé más de dos horas en llegar a casa, haciendo un trayecto de menos de 10km. Hordas de peatones caminaban a paso firme y rápido, tomando las calles principales como si fueran peatonales, de hecho, la Avenida de los Insurgentes se volvió la peatonal más grande y transitada que he visto.

Camino a casa, el tráfico colapsado.  No así la infraestructura.  Todas las edificaciones, calles y puentes por donde pasé, aparentemente sin daños.  Cerca de donde vivo se encuentran las instalaciones centrales de la Cruz Roja por lo que no dejo de escuchar ambulancias.  Mando angelitos cada vez que se escuchan sirenas.

Toda mi luz y mis ángeles van por la gente que hoy se está aferrando a la vida, en hospitales o incluso entre escombros.  Fuerza a los equipos de rescate.  Valor y paz a las familias afectadas, a las personas que hoy no tienen posibilidad de dormir en su cama, o de dormir del todo.

Si bien no a todos nos ha tocado vivir la tragedia de una manera tan directa, sé que todos, al igual que yo, nos encontramos con los nervios en la mano.

Para tí también va toda mi luz, y mi recomendación de mezclar y difundir alguno o varios de estos aceites esenciales para obtener calma y contención antes de irte a dormir, hoy, 19 de septiembre de 2017, un día que no olvidaremos.

  • Aceite esencial de lavanda (disminuye la ansiedad)
  • Aceite esencial de geranio (recupera el balance)
  • Aceite esencial de mandarina (calma)
  • Aceite esencial de bergamota (relaja y disminuye la ansiedad)
  • Aceite esencial de frankincienso (calma y paz mental, introspección)
  • Aceite esencial de ylang ylang (es sedante)
  • Aceite esencial de neroli (sube los ánimos, antidepresivo)
  • Aceite esencial de jazmín (es sedante)
  • Aceite esencial de Melisa (da balance y recupera la confianza)
  • Aceite esencial de palmarosa (calma la mente inquieta)
  • Aceite esencial de patchouli (ayuda en situaciones de estrés)
  • Aceite esencial de petitgrain (es un tónico para los nervios)
  • Aceite esencial de sándalo (es sedante)

Haz tu mezcla dependiendo de como te sientes y pon algunas gotas en un difusor antes de ir a la cama.

Después de la tormenta, llega la calma.  Ten fé que todo va a estar bien.

Dormir confortablemente y despertar confortablemente.  Esto te puede interesar.

Lugina

Aromaterapeuta integral apasionada, certificada internacionalmente por AIA y NAHA. Coach estratégico de vida y Practitioner de remedios florales de Bach certificada en Inglaterra, donde inició sus primeros estudios en el ramo holístico desde hace 19 años.  Es emprendedora de negocios digitales e inició SoyAromas en 2016, para convertir la aromaterapia en una experiencia terapéutica emocional, basada en el conocimiento científico de los aceites esenciales. Lugina ama compartir sus conocimientos, viajar, pasar tiempo con la naturaleza, generar negocios en línea, cuidarse física y mentalmente y procurar el bienestar en todas sus vertientes.  Su misión es trabajar con mujeres, brindándoles herramientas de bienestar e inculcándoles la aromaterapia como un estilo de vida, que les ayudará a tener mayor calidad en su presente, aromaterapia de vida, para verse y sentirse mejor.


También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *