Aromaterapia de Vida - Blog

Un Golpe Alto

A pesar de muchos esfuerzos por avivarme, soy bastante despistada pero sobre todo propensa a pequeños accidentes por descuido.  El último episodio se dio la semana pasada.  Aquí te cuento como fue y los cuidados aromáticos que utilicé para aliviarme.

Tengo mi auto en el taller por servicio de rutina y cambio de amortiguadores.  Afortunadamente, para no quedarme sin auto, me asignaron de manera temporal otro autito utilitario.  En tamaño es similar al mío, muy pequeño, pero este tiene otra marca, otro diseño y en lugar de 2 puertas tiene 4.  No es algo en lo que uno piense, pero supongo que todas estas diferencias hacen que el piloto automático no funcione de la mejor manera.

Esa mañana, quise abrir la puerta del auto, sin prestar mucha atención a lo que hacía,  mientras me despedía para ir a trabajar.   En un movimiento que no puedo describir abrí la puerta hacia mi, pero en mi distracción no quité la cara.  Como resultado recibí un golpe de fierro justo encima de mi boca, del lado derecho, a la altura de la maníbula.

Fue tan fuerte el impacto que pensé que terminaría en el hospital.  El dolor en los dientes, en el hueso, en el labio y en la piel alrededor no cedían.  Por fortuna no hubo sangre.  Solo fue un fuerte impacto.  Por supuesto el enrojecimiento y la inflamación llegaron de inmediato.  Y para colmo, iba de salida.  Pero cómo le iba a hacer para llegar así a la oficina, con un golpe en la boca, como boxeador.

Por supuesto pasaron por mi mente todas las opciones que tengo en mi Botiquín Aromático, pero tenía el tiempo muy justo así que tuve que hacer con lo poco que tengo en el auto, en el bolso y en la oficina.

El resultado fue mucho mejor de lo que me imaginé.  Un golpe que pudo dejarme un moretón por semanas, se redujo a solo un día de inflamación, ninguna marca en la piel, aunque el hueso de la mandíbula estuvo dolorida por días.

Casi en el mismo momento del impacto usé el Aceite de Árbol de Té, que llevo siempre en la puerta del auto para cualquier brote repentino de acné.  En este caso apliqué muchísimo todo alrededor de la boca, en el lugar del impacto con un suave masaje.  Este Aceite Esencial es de dificil absorción, pero he notado que la técnica de masaje suave y persistente logra un buen nivel de penetración.

Aceite Esencial de árbol de té
Melaleuca alternifolia, Aceite Esencial de Árbol de Té

En esta situación me interesaron sus propiedades anti inflamatorias y antisépticas y el hecho de que es una excelente opción para piel lastimada, como en ese momento estaba la mía. El árbol de té también te ayuda a reducir la sensación de dolor.   Lo estuve aplicando durante 30 minutos, a lo largo de mi viaje en auto y fue un gran alivio. En el camino deshice en la boca un par de pastillas de Bach Rescue Remedy, para pasar el mal rato, amortiguar la resaca moral conmigo misma por cometer esa gran torpeza.

Al llegar a la oficina tuve la suerte de encontrar té de manzanilla.  Preparé un té bastante fuerte y me hice una pequeña y disimulable compresita con pañuelitos faciales desechables.  También realicé un par de masajes con dos gotitas de lavanda nítida, que ayuda con la inflamación y con problemas de piel.  Mi gran preocupación era que no me saliera un moretón.

Por la tarde, ya en casa y a mis anchas, con todo mi botiquín aromatico al alcance, estuve aplicando compresa con hidrolato de Manzanilla Azul, alternando con un masaje con Aceites Esenciales de Lavanda y de Niaouli.

Mis cuidados aromáticos dieron resultado.  Al día siguiente la inflamación era muy leve. El aspecto de mi cara se había normalizado por completo y no se formó ningún moretón.  El dolor interno del hueso superior de la mandibula quedó por días, haciéndome acordar que debo ir con más cautela y prestar más atención a mis movimientos.  Al  verme al espejo nuevamente me siento agradecida y complacida de haberme cruzado con la Aromaterapia en mi camino de vida.

Soy Aromas, y mi mejor antídoto para desinflamar un golpe accidenteal en el rostro es la Manzanilla Azul, en Aceite Esencial y en Hidrolato.   Para prevenir moretones y para piel lastimada me gusta utilizar el Aceite Esencial de Lavanda y de Niauli.  El Árbol de Té es mi Aceite Esencial de cabecera.  Recuerda inhalar tus aceites cada vez que los uses y no olvides que cualquier impacto representa estrés: respirar llenando tu estómago al inhalar y vacíandolo al exhalar y ten siempre a la mano Bach Rescue Remedy.  Gracias por estar aquí. 

Por eso Soy Aromas, ¿y tú?
¡Cuéntame tu historia!

No te vayas, esta lectura también te puede interesar.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *