Para Verte Mejor y Sentirte Mejor - QuickTips

Hierbabuena, una menta millennial

Los aromas nos transportan en el tiempo y el espacio. Fiel amante de la aromaterapia, como tú lo debes ser, ya sabes bien de esto. Sin embargo, para cada una de nosotras algunos aromitas en particular, tienen especiales poderes para transmitir calma y contención. No dudo que tenga que ver con aquellos olores que despedían los tecitos medicinales que nos preparaba abuelita y luego mamá, en momentos en que necesitábamos de atención, cuidados y, como dicen aquí en México, apapacho.

Para mí, la menta encabeza el desfile. Por eso adoro ese aroma y en automático, recurro a él para cualquier cólico o desorden digestivo. En el caso del aceite esencial (Mentha piperita), por su poder de frescura incomparable, proveniente de su alto contenido del componente químico monoterpenol, Menthol (37%), como las manos mágicas de Elsa en Frozen, todo lo que toca se convierte en hielo. Efectivo analgésico y desinflamante natural, como pocos, pero eso sí, con ciertas exigencias de seguridad que evitarán generar complicaciones y malos ratos.  Máximo uso dérmico AE Menta (Mentha piperita): 5.4%

Algunas de las reglas de seguridad que acompañan a este aceite, lamentablemente se suelen pasar por alto cuando se está iniciando en el mundo de la aromaterapia, y es que el aceite de menta puede ser muy irritante a la piel y totalmente contraindicado cerca de las mucosas del cuerpo, especialmente cerca de los ojos.  Créanme que es preferible aprender esto de manera teórica en lugar de práctica.

Por esta razón, el uso de la Mentha piperita en adultos debe hacerse con cautela. Por ejemplo, aunque es un aceite recomendado para ayudar a aminorar la migraña, si no se utiliza debidamente diluido, es sabido que la puede empeorar. Por otro lado, a pesar del mito urbano y el catálogo de venta multinivel, el aceite esencial de menta no es del todo recomendado en bebés ni en niños menores de 4 años. Si el niño tiene de 5 años en adelante, se puede empezar a utilizar con extremo cuidado y únicamente se recomienda su aplicación tópica, muy lejos de la cara y muy, pero muy diluido para evitar irritaciones.  Ante todas estas advertencias, la efectividad del aceite esencial de menta, muchas veces queda en la botella cuando más lo necesitaríamos.

Pero como parte de una generación más moderna y millennial, llega un tipo de aceite esencial menos tradicional, que no se veía en los anaqueles tradicionales de aromaterapia de los años 90 cuando yo me inicié en este mundo, ha llamado nuestra atención la hierbabuena o Mentha spicata, que ha venido a darnos visibilidad a las bondades y beneficios de la menta, desde un ángulo distinto.  La hierbabuena es una variedad de menta, de la misma familia botánica Lamiaceae, que logra su efectividad sin contener de menthol.

Pero como todo en la vida, unas cosas por otras, y aunque se considera que la hierbabuena es una excelente alternativa para las personas a las que el menthol les resulta molesto o irritante, la hierbabuena también debe ser muy diluida para no resultar irritante, ahora gracias a su compuesto químico de las cetonas, Carvone (64.02%).  La buena noticia es que debidamente mezclada, esta si puede ser utilizada en cualquier miembro de la familia, sin importar la edad.  Máximo uso dérmico AE Hierbabuena (Mentha spicata): 1.7%

Para mi en lo personal, en los últimos meses he estado usando el aceite esencial de hierbabuena como sustituto de la menta. Cuidando el uso dérmico, en ocasiones agudas, he diluido el aceite esencial de menta con algunas gotas de hierbabuena para atenuar el menthol del aceite puro, evitando así las características tan agresivas de este componente químico.
En lo emocional, al igual que la menta, la hierbabuena aporta vigor y ánimo. Mentalmente nos inyecta ideas frescas y nos ayuda con la concentración, la memoria y el foco, de una manera cariñosa y suave.

Convencida de esta alternativa, recomiendo como siempre que pruebes de menos a más.  Prueba con poco.  Prueba mezclando.  Prueba cuidando mucho el uso dérmico y por favor, no apliques a niños pequeños.  Atendiendo estas guías de seguridad básicas y generales, se que disfrutarás de esta idea alternativa de la aromaterapia, con el mismo “joie de vivre” de los millenials.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.