Historias de Lu

Campos de fresa por siempre

Cuando viví en Inglaterra, una de las cosas que más me gustaba hacer era ir al campo a recolectar fresas.
Llegabas a una finca de familia, te daban una canastita vacía que llaman ‘punnet’ y te dejaban suelto en sus campos de deliciosas fresas maduras, rebosantes de aroma y sabor. Al final entregabas tu ‘punnet’ lleno de fresas, te lo pesaban, te cobraban y ponían en una bolsa el peso que habías recolectado para llevar.
Por supuesto no estaba permitido comer las fresas antes de pesarlas, pero durante la recolección, con solo el aroma, empezaba mi fiesta de gusto y fragancia. No en vano lo Beatles le hicieron una canción a los campos de fresas inglesas: Strawberry Fields Forever.

2 comentarios sobre “Campos de fresa por siempre”

  1. Hola!!!
    Soy Lucila y te escribo desde Buenos Aires, Argentina.
    Llegué por casualidad a tu post. Vi un like que una amiga que vive en México le dio…
    Tu historia me hizo acordar a mi infancia, en campos de fresas silvestres en Bariloche (Patagonia argentina). Si querés, te comparto el recuerdo que me despertaste…
    Mis abuelos habían decidido pasar sus últimos años allí. Todos los años, en nuestro verano íbamos a visitarlos. Padres, hijos, hermanos y primos…
    En la casa de mis abuelos, había un terreno baldío, el césped siempre estaba estaba bajito, aunque no creo que nadie se dedicase a mantenerlo… Ese campito, estaba lleno de frutillitas silvestres… Chiquitas, muy dulces y con un aroma que por siempre ha quedado grabado en mi recuerdo.
    Con mi hermano, mis primos y algunos amigos de esos que fácilmente encontrábamos durante los veranos (y del que alguno aún bien recuerdo), pasábamos tardes enteras gateando por el pasto, comiendo esas frutillas y manchando nuestras rodillas con una mezcla de color verde de césped machacado y rojo de frutillas aplastadas…
    Hermoso recuerdo me trajiste… Brisas suaves de verano, noches iluminadas por estrellas, aromas a bosques de cipreses y amores y personas que están tatuadas en mi corazón y llevaré conmigo hasta el último de mis días…
    Por cierto, Beathes, Sargent Peppers lonely hearts club band y la pileta eran en parte el marco de esos veranos…
    Desde ya, muchas gracias por permitirme recordar y espero pronto regresar a México y poder conocer tu negocio…

    Desde lejos, Strawberry fields forever y saludos de Lucila…

    1. Hermoso e inspirador recuerdo Lucila. Muchas gracias por compartirlo y por dejar volar tu mente con mis relatos. Me encanta que estando tan lejos, estemos tan cerca.
      México te espera siempre, y SoyAromas también, aunque por ahora la tiendita es solo online. Un abrazo, Lugina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.