Historias de Lu

Café de Costa Rica

Un día, cuando era muy chica, fuimos con mi mamá al puesto de café del Mercado Central. Necesitábamos comprar sacos de 10kg de café en grano para decorar el escaparate de su tienda.
Ir al Mercado Central era siempre una explosión de Aromas, no siempre agradables. Recuerdo el Aroma del local de café, que no olía para nada a una rica taza de esa bebida, sino más bien a un olor de la tierra, a humedad, un olor pesado, mustio. Hoy puedo relacionarlo con el olor a levaduras y a fermentación. En aquel momento me asfixiaba pero hoy quisiera regresar. No todos los días se tiene el privilegio de estar en un templo de fermentación de Café de Costa Rica.

Acá les dejo un interesante y sencillo artículo sobre las levaduras del café:

Raramente pensamos en el chocolate y el café como productos fermentados, pero, como en el caso del vino, el pan, el queso o la cerveza, la fermentación también tiene un papel decisivo en su elaboración. Después de la cosecha, sus granos se amontonan o se colocan en cajas durante unos días para que fermenten. Este proceso elimina la pulpa, disminuye el sabor amargo y potencia el aroma. Es durante la fermentación cuando se forman los compuestos precursores de su sabor característico. Y son estos compuestos los que, al reaccionar entre ellos durante el tostado, acaban de formar el sabor definitivo del chocolate mediante las reacciones de Maillard. Mientras que la cerveza y el vino se fermentan en un ambiente controlado y con tipos de levaduras específicas, los granos de cacao y café simplemente atraen levaduras y bacterias presentes de forma natural en el ecosistema en el que se encuentran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.