Aromaterapia de Vida - Blog

Adentro y afuera

Haber vivido en Inglaterra no solo me regaló el incorporar la aromaterapia en mi vida. También me dejó gustos muy particulares por cosas como el té, los sombreros, los cocteles de verano y también por el tierno Winnie-the-Pooh original.

En momentos en los que siento que el estrés y las pruebas de la vida me quieren superar, siempre recuerdo las palabras que Christopher Robin decía a su amigo Pooh: “Recuerda que eres más valiente de lo que crees, y más fuerte de lo que pareces, y más listo de lo que piensas.”

Sentirte abrumado con los acontecimientos del día a día a veces puede ser inevitable. Pero siempre puedes darle la vuelta a tu estado de ánimo, distrayendo tu atención de las cosas que te molestan y enfocándola simplemente en definir y contactar con el “como te sientes”. Esto es conocido como Auto observación.

El simple hecho de hacer este desvío en tu mente, para ver la situación como si fueras un tercero observante, cambia las ondas de tu cerebro y estabiliza el sistema nervioso. El auto observarse en una situación de estrés, mirar como un externo tu forma de reaccionar, los cambios involuntarios de tu expresión y de tu cuerpo, abre un espacio en el que puedes entender y razonar acerca de lo que te ocurre, lo que te sucedió, lo que te alteró y rompió tu armonía.

Por fin los científicos están logrando entender como el cerebro tiene un papel preponderante en el manejo de las emociones. Algunas secciones del cerebro se encuentran ligadas a los sentimientos de miedo, ansiedad y varias emociones estresantes. Pero son otras, las áreas del cerebro que permiten retraerse y ver lo que está sucediendo. Al activar estas, se desactivan las otras. En esto recae el poder de la técnica de auto observar las reacciones emocionales. Con la práctica, se puede desarrollar la capacidad de regular las emociones activamente, desde el asiento del espectador y alterar el curso de las reacciones, dejando de vivir reaccionando negativa e involuntariamente como un rehén emocional, consumiéndote la vida, tu armonía y tu salud.

Es fascinante saber que venimos equipados con esta capacidad de consciencia. También con mecanismos que traemos incorporados para el manejo del estrés.

Llevamos siempre con nosotros este enorme kit de herramientas para restaurar nuestra armonía.

Otra de mis técnicas favoritas y muy recomendada es también la más sencilla: nuestra respiración.

Está comprobado que inhalar incrementa las palpitaciones del corazón, mientras que exhalar las disminuye.

Así que si te sientes ansiosa, nerviosa, o exaltada, simplemente auto obsérvate y respira conscientemente, prolongando el mayor tiempo posible tus exhalaciones.

Inhala fuerte y rápido. Exhala suave y lento y mira tu situación desde un lugar más elevado.

Recuperarás la calma y armonía antes de lo que imaginas. Recuerda siempre las sabias palabras de Christopher Robin:

Eres más valiente de lo que crees

Eres más fuerte de lo que pareces

Eres más lista de lo que piensas

Un fuerte abrazo hasta donde estés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.